Juventus y Milán jugarán la Liga de Campeones; el Nápoli la Liga Europa

Juventus y Milán jugarán la Liga de Campeones; el Nápoli la Liga Europa

Juventus y Milán jugarán la Liga de Campeones; el Nápoli la Liga Europa

La Juventus, que goleó 4-1 al Bolonia sin el portugués Cristiano Ronaldo, y al Milan, que se impuso por 2-0 al Atalanta, se clasificaron este domingo para la próxima Liga de Campeones en una última jornada de la Serie A en la que el NápolI, al que le bastaba con ganar en casa al Verona para entrar en la Copa de Europa, no pasó del 1-1 y se tuvo que conformar con la Liga Europa.

La Serie A acabó con el Inter de Milán campeón (91 puntos), con el Milan segundo (79), el Atalanta tercero (78) y el Juventus cuarto (78), mientras que el NápolI bajó a la quinta plaza con 77. 

Tras un año intenso, marcado por altibajos y dificultades, la Juventus de Andrea Pirlo consiguió meterse en la Liga de Campeones en la última jornada gracias a su contundente triunfo en Bolonia y al inesperado tropiezo como local del Nápoles ante el Verona.

Y eso que el duelo del año para el Juventus empezó con sorpresa: Cristiano Ronaldo fue suplente los noventa minutos, al parecer por decisión técnica acordada con el entrenador, pero sus compañeros le sustituyeron de la mejor forma.

El Juventus gestionó su cómodo margen en Bolonia y el Nápoles atacaba con todo en busca de la victoria. El técnico Gennaro Gattuso, cuyo futuro parece lejkos de Nápoles, acabó con cinco delanteros: el nigeriano Victor Osimhen, Andrea Petagna, el belga Dries Mertens, Matteo Politano y Lorenzo Insigne.

Pero sus ataques no tuvieron premio y el duelo acabó con un empate 1-1 y escalofrío final, con un cabezazo de Petagna terminado fuera por pocos centímetros.

El empate final dejó al Nápoles, que empezaba la jornada como favorito para jugar la Liga de Campeones, en la Liga Europa y abrió el camino para el Juventus y el Milan.

De hecho, el Milan logró una victoria de enorme sufrimiento en Bérgamo ante el Atalanta, ya matemáticamente en la Liga de Campeones, al imponerse por 2-0 gracias a dos penaltis transformados por el marfileño Frank Kessie.

El conjunto "rossonero" regresó a la Liga de Campeones tras una espera de siete años. Su última participación se remontaba a los octavos de final de 2014, cuando cayó ante el Atlético Madrid.

Las plazas de Liga Europa las ocuparon el Nápoles y el Lazio, sexto clasificado, mientras que el Roma, que empató 2-2 en el campo del Spezia, terminó séptimo, en la nueva Conference League.

El duelo de La Spezia marcó la despedida del portugués Paulo Fonseca, quien dejará su puesto a su compatriota José Mourinho en la próxima campaña.

Ya se habían decretado los tres clubes descendidos, que fueron el Parma, colista, el Crotone, penúltimo, y el Benevento, antepenúltimo.

Horas antes, el Inter disparó su fiesta por el título liguero con una goleada 5-1 al Udinese, con gol y asistencia del argentino Lautaro Martínez incluidos.